Un día para la Dignidad en el País Vasco rodeados de odio


sábado 28 de diciembre de 2013
Este 28 de diciembre pasará a la historia como el Día de la Dignidad. El día en el que las víctimas del terrorismo acudieron al País Vasco para pedir Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia en lugares donde hace pocas semanas los terroristas eran recibidos entre vítores, campanadas y aplausos.  La Asociación-Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) secundaba así la iniciativa de la AVT y les acompañaba en su recorrido por Mondragón, Elgoibar, Eibar, Durango y Elorrio.

Este 28 de diciembre pasará a la historia como el Día de la Dignidad. El día en el que las víctimas del terrorismo acudieron al País Vasco para pedir Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia en lugares donde hace pocas semanas los terroristas eran recibidos entre vítores, campanadas y aplausos.  La Asociación-Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) secundaba así la iniciativa de la AVT y les acompañaba en su recorrido por Mondragón, Elgoibar, Eibar, Durango y Elorrio.

Desde las 6:30 de la mañana, varios autobuses partían desde Madrid para honrar a todos aquellos inocentes cuyas vidas fueron arrebatadas por el terrorismo. Íbamos a esas ciudades en las que los ocultaron y, a día de hoy, los siguen protegiendo entre sus calles. Allí hemos podido comprobar como, por muchas historias que nos quieran contar, nada ha cambiado entre los proetarras  y siguen destilando odio a raudales.

Desde Miranda de Ebro tuvimos que ser escoltados por varias unidades de antidisturbios de la Ertzaintza, lugar en el que se incorporó a nuestra expedición un autobús procedente de La Rioja.

Así, al filo de las 12 del mediodía, llegábamos a Mondragón para realizar el primero de los homenajes. Ofrenda floral, oración y minuto de silencio por todas y cada una de las víctimas del terrorismo fue el guion en cada uno de los cinco municipios vascos que recorrimos. Después, vuelta al autobús y vuelta a la carretera hasta Elgoibar. Allí, se vivieron nuevamente momentos de emoción, recuerdo y Memoria.

El momento más duro de todos nuestros homenajes lo vivimos en Eibar donde los proetarras nos han insultado y han tratado de vulnerar nuestro derecho a recordar a las víctimas del terrorismo mediante amenazas y gritos mientras guardábamos el minuto de silencio en esta localidad. Un acto que demuestra lo que llevamos meses denunciando: nada ha cambiado en el País Vasco. El odio sigue tremendamente presente.

Tras Eibar, vuelta al autobús para acudir a los dos últimos municipios donde realizaríamos homenajes en este Día de la Dignidad. Durango primero y Elorrio después pusieron punto y final a una jornada emocionante dedicada a todos y cada uno de aquellos cuyas vidas fueron destrozadas por la lacra terroristas. En Elorrio, todos los participantes clavaron en el suelo la bandera y dejaron los carteles que portaban en el terreno que en su día ocupó el cuartel de la Guardia Civil.

Finalizaba así un día muy intenso en el que la Verdad, la Memoria, la Dignidad y la Justicia han sido reclamadas en aquellos sitios donde ETA asesinó y fue protegida. Un día en el que el odio ha vuelto a golpearnos recordándonos que, por muchos cantos de sirena que nos quieran vender, nada ha cambiado en el País Vasco.

 

COMENTARIOS Crear comentario
Blog
Hablemos de los derechos de las víctimas, no de los de sus asesinos
Twitter
Facebook
Con la colaboración de
Comunidad de madrid
Gobierno Vasco
Ministerio del Interior