Quines son los buenos?


mircoles 22 de junio de 2022
Por Miguel Folguera

No son buenos tiempos para las víctimas del terrorismo. Y no es algo que diga yo, a los hechos me remito: este Gobierno ha acercado a todos los presos de ETA, ahora en verano veremos cómo lejos de haberse terminado, los homenajes a terroristas se repiten una y otra vez, y la construcción de un relato veraz de lo que realmente ha ocurrido en este país, se hace cada vez más complicado.

El pasado 9 de mayo el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) rechazó el recurso que presentó España a través de la Abogacía del Estado contra la sentencia de Estrasburgo que condenó al Estado español por vulnerar el derecho a un proceso justo del etarra Xavier Atristain. A pesar de que aunque se ha intentado culpar al Gobierno de que, después de que este fallo sea firme, muchos etarras vayan a salir a la calle, lo cierto es que ahora mismo el Gobierno no tiene nada que hacer. La pelota está en el tejado de los jueces de la Audiencia Nacional. Algo muy preocupante si tenemos en cuenta que el juez De Prada aterrizó no hace mucho en la Sección Primera de la Audiencia Nacional. De hecho ya contamos con dos sentencias de las que ha sido ponente De Prada absolviendo a dos etarras en poco más de dos meses: Gorka Palacios y Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi.

Este tipo de asuntos son a los que me refiero cuando afirmo que cada vez es más complicado construir un relato veraz de lo ocurrido. ¿Por qué las víctimas del terrorismo tenemos que estar eternamente justificándonos y parece que los derechos de los terroristas son una preocupación cada vez más urgente en este país? Tienen que cumplir condena cerca de sus familias, no pueden declarar incomunicados a pesar de que esté más que justificado (recordemos que ya tenemos sentencia firme de que sí, todo es ETA)… Realmente, hoy en día, si te atienes a los hechos, cuesta entender quiénes son los buenos y quiénes son los malos.

COMENTARIOS Crear comentario
Blog
Hablemos de los derechos de las vctimas, no de los de sus asesinos
Twitter
Facebook
Con la colaboracin de
Comunidad de madrid
Gobierno Vasco
Ministerio del Interior